Importancia de una buena traducción al Chino

EENI- Escuela de Negocios

La traducción al chino

Por Ana Calvera acalvera

En muchas ocasiones oímos decir aquello de "esto me suena a chino". En mi caso, cuando oigo decir esta frase pienso: "bueno, a mí hay otras cosas que me suenan peor que el chino"...

Y es que el chino se ha convertido para mí en el día a día, pero, por suerte para algunos o por desgracia para otros, todavía somos muy pocos aquellos que nos dedicamos a esta lengua, que no es otra cosa sino "trabajo de chinos".

Es una lengua cuyo aprendizaje requiere un enorme esfuerzo y una gran fuerza de voluntad. En muchas ocasiones, piensas en abandonar y en si realmente todo el esfuerzo se va a ver recompensado algún día. Esto cambia automáticamente en cuanto llegas a China y te das cuenta de la gran cantidad de ventajas que tienes en un país en el que todavía no están difundidas el resto de lenguas, ni siquiera el inglés, que ha sido compañero inseparable de la mundialización económica. Teniendo conocimiento de la lengua china puedes llegar a conocer a fondo a los habitantes de aquel lejano reino del centro, su cultura, su forma de pensar... toda una serie de recompensas que sin duda animan a cualquiera a continuar con el estudio de la compleja red de caracteres que conforman el sistema de comunicación de aquellos lejanos seres con un interior mucho más completo que la apariencia física, básicamente el único conocimiento que se tiene de ellos hasta hoy en occidente, seres amarillos y de ojos rasgados.

Con la apertura de China al mercado internacional y su ingreso en la OMC, cada vez son más las personas que quieren aprovechar las ventajas económicas que ofrece este país, pero tan pronto como llegan allí se encuentran con el primer obstáculo y aprenden una palabra china, "guanxi". Este término significa relaciones en chino y supone el mayor obstáculo al que se enfrentan todos aquellos que desean abrir mercado en el país del lejano Oriente. Hay que tener en cuenta que este país, que hoy gracias a las comunicaciones se encuentra muy cerca, ha sido siempre un país lejano y un país prácticamente desconocido para occidente. Ha sido asimismo un país con una amplia historia, habitado por numerosas etnias, un país de vastas dimensiones, muy influenciado por diferentes corrientes filosóficas y religiosas... en resumen, un país lleno de circunstancias diferentes a Occidente que, por supuesto, como toda historia y situación de cualquier país, han tenido una influencia directa en la manera de ser y en los valores de sus habitantes.

Debemos, por tanto, tener siempre presente el guanxi, así como que en este gran imperio el extranjero, o "laowai", ha dejado de ser aquella persona admirable que era en tiempos, para ser alguien que debe ser sometido a una estricta revisión antes de que los chinos puedan fiarse de él y emprender cualquier tipo de relación. Por tanto, la gestión de las relaciones con los socios o clientes chinos es la base primordial de todo comienzo de negociaciones en China.

Asimismo, este gran abanico de circunstancias derivadas de la larga historia, de la gran dimensión del país, etc. se ve reflejado por supuesto en la lengua.

La lengua es algo que fluye continuamente junto con la historia, por tanto, está totalmente influenciada por ella. Es por ello, que la lengua china contiene gran número de palabras y conceptos, muchos de los cuales designan realidades acontecidas existentes en aquel país y con poca o ninguna consecuencia en Occidente. Esto aumenta todavía más la complejidad de la traducción.

Junto a este despegue económico actual de China, por supuesto la lengua paralelamente también ha sufrido un cambio radical. La lengua china se ha visto abordada por una gran cantidad de nuevas realidades, inexistentes en época autárquica, y por una gran cantidad de anglicismos que hay que regularizar. Esta aparición de nuevos términos en la lengua china supone un esfuerzo todavía mayor, si cabe, a todos aquellos que intentamos hacer un seguimiento diario de la lengua, así como de todo lo que acontezca en aquel país.

Otra dificultad añadida al proceso de traducción, tanto directo como inverso, entre el español y el chino es la falta de medios como pueden ser diccionarios, sobre todo diccionarios especializados, herramientas informáticas de traducción, etc. Son todavía muy pocas las obras de referencia y materiales de ayuda con que contamos los traductores.

Por ello, a pesar del "trabajo de chinos" que supone el estudio de la lengua china, esperemos que cada vez sean menos las personas a las que les suenen las cosas a chino y más las que les suene el chino, y así contribuir al fomento del guanxi entre China y España.

Ana Calvera.

Curso relacionado: Haciendo negocios en China

China

Doing Business in China